La alimentación y el cuidado diario son el frente y la espalda de un mismo. Las raíces de ciertas plantas son las grandes desconocidas, quizá  porque están “guardadas al resguardo entre sustratos de los terrenos donde duermen”, sin embargo absorben una gran cantidad de nutrientes muy beneficiosos para la salud. En líneas generales, las raíces están olvidadas o son poco conocidas en ciertas regiones o países, nombres como la chirivía, el nabo, los rábanos, la cúrcuma o la raíz de Taro;  tienen origen extranjero. No obstante,  hoy en día probablemente se encuentren con mayor facilidad en muchos lugares, sería ideal incorporarlas en nuestra alimentación y obtener todas sus propiedades nutritivas y medicinales.

La nueva cocina

En el mundo actual son habituales en la dieta raíces como la cebolla, la zanahoria o el ajo, que tienen su base en la tradición gastronómica y son favorecidas por la climatología de diferentes países. Según datos de la FAO, en la Unión Europea se producen 275.000 toneladas de ajo. De todas las raíces, la más nutritiva es el ajo, si bien es cierto que en comparación de macronutrientes, la chirivía sería la más nutritiva, por aportar más energía; pero el contenido de aminoácidos azufrados del ajo, de fitoquímicos y aceites esenciales, le dan un valor insuperable desde el punto de vista medicinal.

 

Las raíces como alimento saludables.

Las raíces, tubérculos y bulbos, se han incorporado a la cocina gourmet con especial énfasis, especialmente en la gastronomía de fusión. Un sabor exquisito y unos valores nutricionales y medicinales desconocidos por el gran público, que poco tiene que ver con el aspecto que ofrecen, pues las raíces suelen ser feas en su apariencia. Vinculadas a la cocina más tradicional, en una inmensa mayoría son bajas en calóricas, por lo que se utilizan en dietas de adelgazamiento, muchas veces como condimento por su gran sabor. La cebolla, el ajo y la cúrcuma suponen un aporte extraordinario de minerales y sustancias beneficiosas, todas tienen antioxidantes, propiedades carminativas –reducen los gases– y anti inflamatorias.

En la cocina inca las raíces eran la base de una tradición culinaria que aún hoy se ha mantenido, y que ha evolucionado, influenciada por Oriente, en gastronomías como la chifa (peruana-china), donde continúa siendo el ingrediente estrella. Lo mismo ocurre en las cocinas nórdicas y otras con climas fríos, pues las raíces, protegidas bajo tierra, han sido tradicionalmente los tubérculos que más han aportado nutrientes y valores medicinales en la mesa de sus habitantes.

 

Nabo

Una hortaliza hipocalórica, sin apenas proteínas ni grasas, tan solo contiene una pequeña cantidad de hidratos de carbono en forma de fibra y almidones. De la familia de las crucíferas, hay hasta tres mil especies diferentes de nabos. Todas ellas saludables y muy ricas. Es en otoño cuando su calidad es siempre mejor, y de esta raíz se aprovecha casi todo, incluso lo que sobresale, pues las hojas del nabo son las que se conocen como grelos. Tiene propiedades diuréticas, por lo que es bueno incluirlo en dietas de adelgazamiento. También aporta fibra, facilitando la digestión y muchas vitaminas y minerales beneficiosas.

 

Cúrcuma

Es la reina de las especies, la raíz con más súper poderes para mejorar la salud. Contiene curcumina, su principio activo que ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro y aumenta la salud del corazón e hígado. Sin casi efectos secundarios, por lo que se puede tomar a diario, bien en polvo como condimentos de las comidas o cápsula.  Tiene un increíble efecto anti inflamatorio y antioxidante, y sobre todo es conocida por ser muy beneficiosa contra el cáncer.  Es uno de los principales componentes del curry, y ayuda a mejorar la circulación sanguínea, metabolizar las grasas, reducir los niveles de azúcar en sangre y tiene poder expectorante. También es ayuda a prevenir enfermedades de la piel como la psoriasis y los hongos.

Uso de cookies

En Lovzi utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Debe quedarle claro que si continua navegando usted entiende y acepta estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies