Los pseudocereales son plantas de hoja ancha, producen granos o semillas que hoy en día están siendo más populares. Su aspecto botánico es lo que los diferencia de la familia de  gramíneas (trigo, cebada, centeno, maíz, etc.), de ahí que no sean cereales botánicamente hablando. Sin embargo, sus granos y semillas desde la antigüedad han sido consumidos de igual manera que estos: en grano o semilla, molidos como harina y en una variedad de productos.

Los más conocidos y consumidos son la quinoa, el amaranto y el trigo sarraceno. Su valor nutricional es elevado, tiene un alto contenido en proteínas de gran calidad inclusive mejor que los cereales, más minerales y ácidos grasos saludables, y su gran ventaja es que no contienen gluten. Aunque para muchos este tipo de alimentos son nuevos, la verdad es que llevan siendo consumidos desde hace siglos en América Latina y Asia como es el caso del trigo sarraceno;  y aunque han tardado un largo tiempo en llegar a España hoy los encontramos con mayor facilidad.

 

Quinoa.

Es originaria de los Andes y nutricionalmente muy completa. Calóricamente nos aporta unas 399 Kcal/100 gr, Su aporte proteico es bueno siendo este entre un 10,4% y un 17,0% dependiendo de la variedad, pero lo mejor es que es de alto valor biológico ya que nos aporta los 8  aminoácidos esenciales.  Aunque su aporte en grasas es un poco más alto en comparación con otros cereales, éste destaca porque más del 50% proviene de ácidos grasos poliinsaturados esenciales como son el linoléico (omega6) y linolénico (omega3). Es rica en fibra dietética, minerales como hierro, magnesio y zinc, y numerosas vitaminas saludables para el organismo.

 

¿Cómo cocinar la quinoa?

Lo primero que debemos hacer es lavar bien la quinoa con abundante agua para eliminar de su exterior una sustancia llamadas saponinas que le confiere un sabor amargo, y listo,  Lo siguiente es sencillo, se cocina igual que un cereal (1 medida de quinoa por 2 – 2½ de agua), – yo la tuesto un poco antes de ponerle el agua, le da un sabor más agradable-, su tiempo de cocción es de 15 a 20 minutos; combina prácticamente con todo: frutas, verduras, sopas, con lo que podemos disfrutar de este alimento desde el desayuno hasta la cena.

 

 

Amaranto.

Proveniente de México y América del Sur concretamente de la región Andina. El aporte  calórico de sus semilla es aproximadamente 374 Kcal/ 100 gr, nos aporta más del 17% de valor proteico de fácil digestibilidad,  posee abundante lisina y metionina aminoácidos esenciales que están presente en bajas cantidades en otros cereales; sin embargo, es deficitario en triptófano que abunda en legumbres, con lo que al combinarlo con estos alimento completamos su valor biológico. Destacatambién su aporte en ácidos grasos poliinsaturados beneficiosos para la salud cardiovascular, fibra dietética, calcio, ácido fólico y vitaminas C, E y del grupo B en especial B1, B2 y B3 necesarias para la obtención de energía a partir de los carbohidratos y reparación de tejidos.

 

¿Cómo cocinar el amaranto?

Este pseudocereal también es ideal para consumir en sopas, ensaladas, y como dije anteriormente se puede combinar con otros  cereales por ejemplo con arroz integral o maíz y legumbres. Su cocción es sencilla, ponemos el doble de agua (mejor añadirla caliente) que de grano y cocemos por 20 o 30 minutos.

 

 

Trigo Sarraceno o Alforfón.

EL trigo sarraceno o alforfón común es autóctono de China Occidental, aunque hoy en día también se cultiva en otras zonas con climasfríos y húmedos de Rusia, Asia central, Europa Y Estados Unidos. Es rico en hidratos de carbono, y al igual que los psceudocereales anteriores tiene un buen aporte de proteínas de alto valor biológico ya que contiene mayor cantidad de lisina, metionina y arginina que los cereales. Es muy rico en magnesio, mineral indispensable en nuestra dieta ya que ayuda a mantener el normal funcionamiento de músculos y nervios, da soporte al sistema inmunológico y es necesario para mantener unos huesos fuertes;destaca además la presencia de otros minerales como: potasio, selenio y zinc y vitaminas como  la B3 o niacina, B5 y ácido fólico, oligoelementos esenciales que nos brindan muchos beneficios para nuestra salud.

 

¿Cómo cocinar trigo sarraceno o Alforfón?

Combina perfectamente con otros cereales y legumbres y podemos utilizarlo en forma de harina para realizar panes, tartas, etc. Lavar bien, La proporción para cocinarlo es de dos tazas de agua por cada taza de trigo sarraceno, opcionalmente lo puedes tostar un poco en la sartén u olla antes de añadir el agua y cocer durante 20-30 minutos.

 

Recuerda que la base de tu alimentación debe ser cereales integrales, frutas, verduras y legumbres. Y que una dieta equilibrada debe incluir color, variedad y frescura, sin irnos a los extremos que nos pueden crear desequilibrios.

 

¡Feliz día!

Uso de cookies

En Lovzi utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Debe quedarle claro que si continua navegando usted entiende y acepta estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies